quiere estar más segura

Mariconadas machistas

No votaré por Villarán. Eso está claro. Pero ahora menos que nunca votaré por Castañeda (aunque en Surco votaré por Kary, otra estupenda mujer). ¿Sabe por qué, señor Danós? Por usted.

Publicado: 2014-09-21

Tengo una querida amiga casada con otro querido amigo con los que, cuando el tiempo lo permite, nos reunimos para conversar y pasarla muy bien. Mi amiga apoya activamente a la alcaldesa de Lima y candidata a la reelección, Susana Villarán. El hecho de que ella vote por Susana y yo tenga un voto y pública opinión contrarios nunca es ni ha sido problema para discutir del tema con la civilización y calidez que corresponde a nuestra amistad.

La última vez que los vi, hace apenas dos semanas, ella expuso con vehemencia la idea de que las duras críticas a la gestión de la alcaldesa tenían un tinte de género. Si el “inepto” hubiese sido hombre, nos dijo a su marido y a mí, tengan por seguro que la implacable severidad contra Susana no habría sido la misma.

Por supuesto que ese no es mi caso. Habiendo trabajado en dos campañas electorales para las candidaturas de Lourdes Flores y teniendo fascinación por el liderazgo de grandes mujeres en la Historia Universal, nadie es menos machista que yo cuando se trata de mujeres en la política.

Por eso es que me indigna profundamente cuando ese machismo se convierte en “argumento” en una campaña electoral. “Susel° Paredes no solo es fea y terca, encima es tan mentirosa como su jefa. Exhibe con escándalo su absoluta desinformación”, ha dicho el ex regidor revocado de Solidaridad Nacional José Alberto Danós, en deplorable tuit contra la gerenta de Fiscalización de la Municipalidad de Lima.

No, señor Danós, el desinformado es usted. Susel Paredes no es hombre, como usted insinúa con sorna. Hemos visto a Susel haciendo el trabajo de diez hombres porque es una mujer que tiene liderazgo, que sabe mandar y actuar en consecuencia. Tal vez esas capacidades que el pueblo no vio en usted cuando fue revocado del Concejo Metropolitano lo hayan confundido haciendo pasar por hombre a quien es una mujer de ñeque.

Tampoco Susel es fea. ¿Cómo podría serlo si su brillo y encanto han podido conseguir que un acérrimo crítico de su jefa le dedique su columna dominical a dos semanas de las elecciones? No votaré por Villarán. Eso está claro. Pero ahora menos que nunca votaré por Castañeda (aunque en Surco votaré por Kary, otra estupenda mujer). ¿Sabe por qué, señor Danós? Por usted. El futuro de Lima es el de una ciudad cosmopolita y no el de un villorrio de mentes estrechas porque ¿de qué sirven las mejores obras del mundo si usted nos invita a compartirlas como patanes?

Dice el señor Danós que Susel es terca y mentirosa. Yo veo que es tenaz y decidida y partidaria del orden y la ley. Es el mejor cuadro que tiene la Municipalidad de Lima y no postula a nada, lo que habla doblemente bien de su labor. ¿Entonces, quién es el mentiroso, señor Danós?

Queda claro, entonces, que no todos los críticos de la gestión de Susana Villarán la emplazamos por cuestiones de género. En cuanto al señor Danós, creo que su machismo no ha podido recibir mejor castigo que existir públicamente como ‘el esposo de’ Patricia Juárez, candidata a teniente alcalde por Solidaridad Nacional, la que, dicho sea de paso, no tiene ninguna vela en este entierro.


Escrito por

Ricardo Vasquez Kunze

Abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú. No tiene maestrías porque hoy todo el mundo las tiene. Tampoco doctorados.


Publicado en